viernes, 17 de abril de 2015

¿Somos ogros los padres de los porteros?

Podéis pensar que "Vaya título le ha puesto éste a la entrada". Esa es la pregunta que me he hecho tras leer un artículo de la web Mixdeportes, que Javi, otro papá de "guarda-meta", compartió en el grupo de Whatsapp de la escuela de porteros. El título de dicho artículo es "El padre del portero" y lo firma Ricardo Zazo, entrenador de cadetes y con titulación en CC de la actividad física. Lo podéis leer en el siguiente enlace: http://mixdeportes.es/futbol-formativo/el-padre-del-portero



Estoy de acuerdo con el articulista en que el padre del portero es una "especie" diferente. Pero a partir de ahí difiero un poco en sus reflexiones. Creo que nos deja a los padres de los porteros como unos ogros que en muchos casos obligan a su hijo a ser portero por su frustración infantil. Seguro que debe haber casos así. Hasta puede que yo tenga una visión distorsionada de la realidad. Pero lo que yo veo y vivo es muy diferente a lo descrito en el artículo.

En mi caso personal la opción de ser portero es de mi hijo. Es más, empezó de jugador y a los 10 días lo íbamos a desapuntar porque no le gustaba eso de tener que correr detrás del balón con 10 niños más. Pero el coordinador le propuso al niño ponerse de portero y desde entonces ahí está. De los compañeros "arqueros" de Pau la mayoría no tienen padres ex-porteros. Es más, he conocido padres que eran porteros que no quieren que sus hijos lo sean por saber de lo ingrato del puesto. 

La colocación del padre detrás de la portería es un dato también comentado. Ahí no voy a negar la evidencia. Hay muchos padres de porteros que se colocan detrás de la portería, pero creo que cada vez menos. Una de las normas que nos dieron en el anterior club de Pau era la prohibición de colocarse ahí. Y desde entonces, si el campo lo permite, intento colocarme en el lateral. Estoy de acuerdo que un padre detrás de la portería puede ser algo negativo para la evolución del chico, pero ¿que me decís del padre del delantero que se pone en la frontal del área para seguir de cerca el juego de su hijo?. Casos similares pero en diferentes posiciones, pero unos mejor aceptados que otros. 

Imagen de la web de cfreusdeportiu.com El hijo en la frontal del área.
El padre en el medio del campo, haciendo el vídeo del partido ;)

Culpar al defensa cuando encaja un gol.... Creo que los padres de los porteros estamos más que curtidos en que "se culpe" a nuestro hijo por un gol, sea culpa suya o no. "El portero podría haber hecho más", una forma educada de decir "portero la has cagado". Supongo que una autodefensa psicológica puede ser intentar traspasar la responsabilidad a otro jugador. Pero creo que la mayoría de padres de portero sabemos que un error lo puede tener cualquiera, sobre todo en edades tempranas del fútbol formativo, y reprochar la actuación de un compañero no sirve para nada. Os explicaré lo vivido el pasado fin de semana. El equipo rival de Pau realizó un fuerte chute desde el medio campo. La pelota botó y le pasó por encima entrando rozando el larguero. ¿Podría haber hecho más?. Seguro. Llegó la media parte y el entrenador se sentó con él y le explicó que es lo que debía de hacer en esos caso. Para la próxima sabrá que hay que atacar el balón previo al bote. Con 7 años hay cosas que aprender y ese "fallo" se convirtió en una lección. Nadie recriminó nada, al menos delante mío. Yo no recriminé nada a nadie. ¿Que lo podría haber hecho mejor? Seguramente sí. ¿Que podrían haber evitado el chute? Posiblemente también. Pero al final fue un gol, mejor dicho, un golazo. Y ahí queda la historia, sin recriminaciones. 

Que los padres damos mucha importancia al entrenador de porteros es otra afirmación que comparto con el redactor. Yo personalmente quiero que mi hijo tenga la mejor formación posible, tanto académica como deportiva. Y para el puesto tan específico que ocupa en el campo creo que el trabajo del entrenador de porteros es importante. Un entrenador de equipo trabaja mucho el colectivo, pero el portero tiene unas necesidades de formación diferentes y no siempre lo tiene en cuenta el míster del grupo.

Apreciado Ricardo Zazo, tu formación académica y la experiencia que debes tener en el mundo del fútbol te da mucho más conocimiento del tema que yo, un humilde papá que lleva 4 años en esto del fútbol. Por ello quiero pensar que el artículo surge de tu experiencia personal con padres de porteros, que parece no haber sido del todo buena. Pero a veces generalizar no es bueno, porque en este mundo del fútbol hay todo tipo de padres, entrenadores, jugadores, árbitros y coordinadores. Con estas líneas no quiero negar tus afirmaciones, sino dar otro punto de vista. Y acabar agradeciéndote que hayas dedicado unas líneas a una especie tan rara como la de padres de portero ;)






2 comentarios:

  1. Hola Javier! yo soy mamá de un portero alevín. Nosotros no nos ponemos detrás de la portería a gritar al niño, mi hijo es portero por casualidad, no porque su padre sea un portero frustrado (de hecho no es ni futbolista). Cada fin de semana se esfuerza mucho en los partidos y poco a poco lo va haciendo cada vez mejor.

    Los porteros, habitualmente son los grandes olvidados en los equipos de fútbol base. No digo que en todos los equipos ocurra... Y al final, acabamos buscando formación complementaria en campus específicos para ellos.

    Creo que es importante que los peques que deciden ser porteros, aprendan a hacerlo todo lo bien que puedan... Que les enseñen técnicas propias de su puesto, cuando ir a por el balón, como colocarse, en fin...

    Este chico del articulo ha generalizado demasiado, y nos ha dejado un poco mal, no? Aunque por desgracia, sí hay papas que hacen esas cosas y otras mucho peores.

    Bueno, pues este es mi primer comentario en tu blog. Os leo pero nunca me había decidido a participar.

    Muchas gracias! Saludos para todos

    Veronica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica,
      Primero darte las gracias por leernos y por animarte a comentar. A mi personalmente me gusta mucho leer otras opiniones y ver que nuestras sensaciones en muchos casos son similares.
      Comparto plenamente todo lo que comentas, tanto en que no siempre se le da la mejor formación al portero como que es malo generalizar y que de padres de porteros debe haber de todo tipo, como de jugador.
      Un saludo y de nuevo gracias por tu contribución en nuestro humilde blog.

      Eliminar