martes, 14 de noviembre de 2017

Los porteros también lloran

Hoy me toca a mí, mamá de Pau, escribir este post... No porque " me toque "escribir algo, ya sabeis que no soy muy dada en hacerlo ni en ir a los partidos del peque... 
Mis motivos, los que me conoceis, los sabeis de sobras y no voy a entrar en ellos... Simplemente, prefiero que me cuenten el partido y verlo en los vídeos, TRANQUILA, en casa... Mis razones tengo... 

Pero hoy, tras ver una foto de Buffon llorando desconsoladamente y que me ha partido el corazón - lo siento mucho, ya sé que Italia no suele caernos bien en temas de selección pero tengo debilidad por Buffon - y me he dado cuenta de una cosa:a veces, cuando nuestro hijo llora tras un partido, ya sea porque ha encajado muchos goles o les han eliminado en un torneo, mucha gente le dice que no llore, que ya está... Y yo, me carcomo por dentro... 

No me digais que no se os parte el alma al verle llorar así.

viernes, 3 de noviembre de 2017

La importancia de las escuelas de porteros en el fútbol base


Dicen que ser portero es ser diferente, por la posición, la vestimenta y múltiples detalles que hacen que su entrenamiento sea diferente a la del resto de jugadores del equipo. El problema es que en el fútbol base no siempre se dan las condiciones para que el portero reciba una formación completa dentro de su club.

Existen algunos clubs dónde no hay un entrenamiento específico para porteros y su formación recae en el entrenador del equipo. Este técnico debe priorizar el grupo y es normal que no tenga el tiempo suficiente para dedicarle a las necesidades específicas del arquero. También es posible que aunque tenga formación para entrenar y dirigir un equipo, no tenga los conocimientos adecuados para realizar un entrenamiento adecuado a las especificaciones del portero. Afortunadamente esta realidad cada día es menor y en la mayoría de clubs ya existe la figura del entrenador de porteros.


Llegados a este punto y con la premisa de que el club tenga un entrenador de porteros, nos podemos preguntar si la formación que recibe en su club es suficiente. Podríamos responder perfectamente con otra pregunta: ¿Que es suficiente?. Personalmente pienso que en todos los aspectos de la vida cuanto más conocimientos pueda uno adquirir, mejor para el correcto desarrollo de la actividad para la que se está formando.

Aquí entra el papel de las escuelas de porteros. Raro es la provincia que no cuente con alguna de ellas. Cada una con sus características específicas pero con un objetivo común, dar una formación complementaria a la que reciben los porteros en sus clubs. El objetivo de este artículo no es analizar si hay mejores escuelas que otras, sinó mostrar nuestra opinión sobre la importancia que actualmente tienen en la formación de los porteros del fútbol base.

Hemos hablado de clubs dónde no hay entrenadores específicos de porteros. En estos casos es indiscutible la importancia de realizar entrenamientos complementarios por profesionales formados en la materia.


¿Y en los casos de chic@s que pertenecen a clubs con entrenadores de porteros? En estos casos cada familia debe valorar las ventajas-desventajas de que su hij@ dedique una o dos tardes a la semana para complementar su formación como portero. 

Ventajas y desventajas de acudir a una escuela de porteros
A continuación os relataré las ventajas y desventajas que a modo personal encuentro en apuntar a un hijo@ a una escuela de porteros:
Ventajas:
  • Más formación en esta posición tan específica.
  • Convivir con otr@s chic@s porter@s de otros clubs.
  • Aprender de otros entrenadores. A mí me gusta decir que "se aprende más de 2 maestros que de 1". Cada entrenador puede transmitir conocimientos diferentes y ello enriquece el conocimiento del alumno.
Desventajas: Cómo cosas desfavorables encontraría 2 que veréis que no tiene tanto que ver con el fútbol en sí:
  • El coste económico. Las familias ya hacen un esfuerzo para pagar las cuotas del club, y las escuelas suponen un gasto añadido. Para mí un gasto que vale la pena, pero ello es cada familia la que debe valorarlo dentro de sus posibilidades.
  • El coste de horas. Los chic@s de hoy en día tienen múltiples responsabilidades. Colegio, deporte, extra-escolares, etc. Acudir a una escuela de porteros supone una inversión de horas que el porter@ debe saber administrar para que no influya en lo verdaderamente importante: sus estudios. Personalmente pienso que sí un chic@ se sabe organizar y es responsable, puede llegar a todo.

Recuerdo una entrevista que realizamos a Edgar Badía, portero del Reus Deportiu, actualmente en 2aA. Cuando le preguntamos qué consejos le daría a un joven guarda-meta, uno de ellos era acudir a una escuela de porteros. Para él había sido una gran ayuda en los primeros años de su carrera deportiva. Seguramente si preguntamos a otros profesionales porteros nos podrían dar el mismo consejo.

Nuestra experiencia

Los que no seguís habitualmente sabéis que los artículos del blog están basados en nuestra propia experiencia con nuestro pequeño portero. Pau desde pre-benjamín acude una tarde a la semana a una escuela de porteros. Aunque la temporada pasada cambió de escuela, la formación en ambas le ha servido para mejorar como arquero y para conocer nuevos entrenadores y nuevos compañeros porteros.


En ambos clubs en los que ha jugado disponían de la figura de entrenador de porteros, cosa que es de agradecer. Aunque, tanto en el CF Reus Deportiu como en el Cambrils UCF, los entrenamientos específicos de portero no llegaban al 50% de las hora de entrenamiento, no nos podemos quejar por que la formación dentro de estos clubs era y es bastante buena. Aun así, para nuestro hijo acudir a la escuela le ha ido muy bien, tanto para mejorar como portero como para conocer compañeros de otros equipos.

Concluyendo, cada familia ha de valorar según las necesidades de su hij@ si acudir a una escuela de porteros puede ser positivo para él, siempre que se tengan posibilidades económicas y de tiempo. Mi consejo personal bajo nuestra experiencia, es que acudir a una escuela de porteros es una gran ayuda para el chic@ que quiere mejorar como arquero. Además en nuestro caso en particular, Pau disfruta mucho en este tipo de entrenamientos.