lunes, 26 de noviembre de 2018

Primera experiencia en fútbol 11


El cambio de fútbol 7 a fútbol 11 suele ser un punto de inflexión en la vida deportiva de un chico/a. Siendo el mismo deporte, hay características que los hacen diferentes. Me gustaría explicaros la primera experiencia de nuestro hijo en fútbol 11. Lo primero que querría comentar es que hay comunidades en las que la categoría alevín ya es de fútbol 11, pero en nuestro caso la Federación Catalana de Fútbol es a partir de categoría Infantil.

Cómo sabéis los que nos seguís, Pau actualmente es alevín de segundo año. En pretemporada, hace unas semanas, su entrenador nos llamó para preguntar si Pau querría jugar un amistoso con un equipo de categoría infantil que no tenía portero. Antes de decir nada, preguntamos a Pau si quería. Aunque con algo de respeto por el cambio, enseguida accedió con ilusión de probar una nueva experiencia.
El día del partido no acompañó el tiempo. Una gran tromba de agua cayó durante unas horas antes y, aunque disminuyó a la hora del partido, dejó el terreno de juego muy tocado, con zonas encharcadas que frenaban el balón y otras dónde el firme mojado aceleraban la velocidad de la pelota.
El partido fue perfecto para Pau, con portería a 0 y un par de buenas intervenciones. A parte del resultado, que al final tampoco era tan importante para mí como padre, le pregunté que sensaciones había tenido. "Todo es muy grande, pero me ha gustado" dijo.

2 imágenes del día del partido
¿Qué vi yo de diferente?. Iremos por puntos:
- El tamaño de la portería, por supuesto, sobre todo en lo alto, con un larguero inaccesible a su altura. A lo ancho me dio sensación que no se notaba tanto.
- Un área grandiosa, cosa que le permitía salir y poder coger el balón con las manos más lejos de la portería de lo que estaba acostumbrado.
- Un campo muy largo. Acostumbrados al ritmo rápido del fútbol 7 dónde en seguida se llega de una portería a otra, aquí las transiciones son más lentas.
- Un balón más grande y pesado. Esto se notaba tanto en los jugadores, sobre todo los de primer año, que tenían más problemas con el desplazamiento del balón y en la potencia de chute, como en los porteros. Pau lo notó mucho al blocar. En varias ocasiones al intentar coger algún balón bombeado con los brazos contra el pecho se le escapó, cosa que con los balones de fútbol 7 no le suele pasar.

Imagen dónde se observa la diferencia de tamaño de los campos
de fútbol 7 y fútbol 11. Fuente: Blog Decathlon
Supongo que cuando llegue el momento de jugar de forma habitual a fútbol 11 rápido se acostumbrará, tanto él como el resto de compañeros. Pero al principio seguro que se les hace un poco raro.

A modo de anécdota os explicaré que cuando le pitaron la primera falta en la frontal, Pau mandó colocar 2 jugadores en la barrera. Enseguida le hicieron saber que allí había 10 jugadores y que se podían poner más. Aquello pasó por la costumbre de tener 6 jugadores de campo y colocar 2 o 3 mientras el resto cubre a los rivales pendientes del rechace.

Han pasado ya unas cuantas semanas de aquel partido, ya ha empezado la liga oficial y sigue jugando en fútbol 7 pero con ganas de que lo puedan volver a llamar para volver a jugar con "los mayores"

Os dejo un pequeño vídeo del día del debut de Pau en fútbol 11. Dar las gracias al equipo infantil de La Floresta por darle la oportunidad de vivir esa experiencia:



Supongo que muchos ya habéis vivido el cambio a fútbol 11 y tenéis más experiencia en el tema que nosotros. Así que sí os animáis, sería un placer conocer vuestras experiencias.

miércoles, 3 de octubre de 2018

El dorsal 99


Este año Pau ha cambiado de club. Él siempre ha llevado el 1, pero al ser el "nuevo" esta temporada le ha tocado elegir primero al compañero más veterano que se quedó con el 1. Lo lógico sería tener el 13, pero a él no le gusta. Hablando con el entrenador le dijo que podía escoger el que quisiera, cómo si quería el 99. Dicho y hecho, el 99 le gustó. Yo insistía si estaba seguro de ese número y él estaba más que convencido. 
Total que por curiosidad hice una búsqueda en Google y sorpresa.... varios porteros y jugadores conocidos llevan o han llevado el 99.
Vamos a repasar algunos de los que he podido encontrar. Empezaremos por los porteros:

Gianlugi Donnarumma: Portero titular del AC Milán. Luce el 99 por su año de nacimiento. En la selección italiana suele lucir el 12. Ha sido el portero más joven en debutar en la serie A italiana. 



Victor Baía: Lució el 99 en su paso por el Oporto, dónde ganó una  Europa League y una Champions League. ¿Es posible que luciera este número porque volvió al Oporto en 1999 después de militar en el FC Barcelona? Lo qué si es cierto que tituló sus memorias con este número. 






Pero no sólo porteros han lucido el 99. Rebuscando hemos encontrado unos cuantos jugadores de fama mundial:

Antonio Cassano

Lució el 99 en su paso por el AC Milan
 Samuel Eto'o

Llevaba el 99 a su espalda cuando jugó en la Sampdoria en 2015
 Cristiano Lucarelli

Lucía el 99. La etapa más larga en un equipo fue en el Livorno. Llevaba el 99 en homenaje a la fundación en 1999 de la Brigate Autonome Livornesi, grupo de aficionados del Livorno

Ronaldo Luis Nazario de Lima

Llevó el 99 en su paso por el Milán AC. Decía que se había duplicado el 9 por su sobre peso.
Más tarde repetiría número en el Corinthians en honor a los 99 años del club.




Cómo veis varios profesionales han lucido el dorsal 99. La sorpresa fue al poner en redes sociales que este año Pau llevaría dicho número y ver que muchos jóvenes porteros también lo llevan. Y yo que pensaba que mi hijo me había salido raro, primero con lo de querer ser portero y ahora con ese número "diferente" ;). 
Yo soy de los que creo que al final el número no es importante pero todos sabemos que a los chicos/as es una de las cosas que les preocupa cada inicio de temporada. "Que número llevaré?" suelen preguntar la mayoría. Lo que es una verdad de la beuna es que el número no hace a nadie mejor ni peor.

Acabamos el artículo con un pequeño vídeo de una de las primeras paradas de Pau luciendo el 99. Esperemos que sea la primera de muchas ;)

jueves, 26 de julio de 2018

Toca cambiar para seguir disfrutando


Llega final de temporada y toca pensar en la siguiente. Tras darse ciertas circunstancias, entre Pau y nosotros hemos decidido cambiar de club. Es algo que hace unas semanas ni pensábamos, pero creemos que será algo positivo para nuestro hijo. 

Ha sido una decisión agridulce. Es triste tener que dejar el Cambrils Unió, el club en que Pau lleva desde los 3 años, con un paréntesis de 2 temporadas que estuvo en el Reus Deportiu. Un club dónde nos hemos sentido muy a gusto como familia y hemos conocido a grandes personas. Por otro lado este cambio abre la puerta a una nueva etapa y a la ilusión de empezar un nuevo proyecto en un nuevo club con nuevos compañeros. Es una decisión que estuvimos a punto de tomar la temporada pasada pero que finalmente no hicimos. A toro pasado es fácil pensar que tal vez el cambio tendría que haber llegado antes, pero como dice el dicho "a lo hecho, pecho".

Pau en sus primeros años en el Cambrils UCF

lunes, 28 de mayo de 2018

¿Que será mejor para mi hijo, las botas de taco o multitaco?


A raíz de las molestias en la rodilla de Pau decidí preguntar a un conocido, podólogo, la posibilidad de hacer unas plantillas que amortiguaran la caída y la rodilla no sufrieran tanto. Nuestro pequeño tiene una afectación del tendón rotuliano asociada al crecimiento denominado enfermedad de Osgood-Schlatter. Es algo que desaparecerá con el crecimiento pero por el momento puede volver a aparecer con el sobre-uso de la rodilla. Su prevención consiste en un correcto calentamiento de la rodilla previo a los entrenamientos y disminuir en lo posible el impacto de la pierna al saltar o correr. Para esto segundo había pensado en el tema de las plantillas.  Y a la pregunta al especialista en pies, la respuesta fue clara. La plantilla no ayuda nada, lo importante es una buena bota, con los tacos adecuados. Según él, la mayoría de niños juegan con botas de tacos, no demasiado indicadas para el césped artificial por que el terreno es duro y las articulaciones sufren mucho por la no estabilidad de la pisada, afectando tanto a tobillos como a rodillas.

lunes, 14 de mayo de 2018

Final prematuro a la temporada


Los que nos seguís por las redes sociales habréis notado que hace unas semanas nuestra actividad ha disminuido bastante, todo ello consecuencia de que tenemos al pequeño lesionado de nuevo.